Jim Adler | The Tough, Smart Lawyer
Evaluación de Caso GRATIS

Comentarios de Clientes

Temas

By Jim Adler September 8, 2016

Cuando se buscan beneficios por discapacidad de la Administración del Seguro Social [Social Security Administration, en inglés], un elemento clave es si usted está discapacitado o impedido. Esto es debido a que la SSA [por sus siglas en inglés] tiene reglas complejas para determinar elegibilidad para el Seguro por Discapacidad del Seguro Social [Social Security Disability Insurance, en inglés], o SSDI [por sus siglas en inglés].

Su doctor puede decir que usted está discapacitado pero la SSA puede decir que usted está impedido y por lo tanto no califica para SSDI. ¿Por qué se aplican tales distinciones?

Impedimento Puede No Significar Discapacitado

Una persona puede estar significativamente impedida y aún no tener discapacidad a la vista de la SSA. Por otra parte, alguien puede ser considerado discapacitado y sólo sufrir un nivel menor de impedimento. La distinción se halla en el contexto — es decir, qué tipo de trabajo la persona acostumbra a hacer.

Por ejemplo, si el trabajo de una persona involucra trabajar en un muelle o puerto y esa persona sufre una parálisis la cual necesita el uso de una silla de ruedas, es probable que el individuo sea determinado como discapacitado por la SSA. Pero si una persona diferente trabajaba en un escritorio como contador y sufrió la misma parálisis que también requiere una silla de ruedas, es probable que a esa persona no se le determine como discapacitada por la SSA.

La última persona, después de todo, todavía podría hacer el trabajo al que estaba acostumbrada sentada frente a un escritorio, a pesar de haber tenido la misma lesión que, en contraste, haría al trabajador de un muelle, discapacitado.

Por lo tanto, mientras que cada lesión se considera un impedimento, el impedimento puede o no ser considerado como una discapacidad por la SSA. Depende de la situación.

En resumen, para recibir beneficios por discapacidad, su impedimento físico o mental tiene que hacerle incapacitado en términos de su trabajo, y por lo tanto incapaz de hacer el trabajo al que usted está acostumbrado.

Pero calificar involucra más que la habilidad o inhabilidad para hacer el mismo trabajo. Si usted se puede adaptar y ser entrenado para otro trabajo, la SSA puede no considerar su impedimento como una discapacidad. Después de todo, usted todavía podría trabajar. Es más probable que a las personas más jóvenes se les evalúe con base en eso.

Además de eso, la SSA evalúa el período de tiempo por el cual usted no pudo trabajar. A la vista de la SSA, para ser elegible para SSDI, usted no puede ser capaz de trabajar por lo menos por 12 meses en un trabajo para el cual estaba acostumbrado.

Naturaleza de Impedimentos es Crucial

Un factor vital también es la naturaleza de su impedimento y la discapacidad que usted reclama tener. No todos los impedimentos califican como base para pagos por discapacidad. La naturaleza específica del impedimento es crucial.

Algunas lesiones o impedimentos que son más probables para calificar por discapacidad incluyen:

  • Una apoplejía que conlleve a parálisis o debilidad significativa en un lado del cuerpo.
  • Una lesión seria del cerebro o lesión de la cabeza.
  • Falla del corazón, historia de ataques al corazón u otras condiciones del corazón o condiciones cardiovasculares, incluyendo insuficiencia cardíaca.
  • Convulsiones, tales como epilepsia o convulsiones Gran Mal, cuando se documentan ocurriendo seis veces en un año. Una convulsión Pequeño Mal una vez a la semana también puede calificar.
  • Temblores, esclerósis múltiple u otros males neurológicos.
  • Sordera al punto de necesitar un servicio telefónico para personas con discapacidad auditiva.
  • Necesitar tratamientos de diálisis para diabetes varias veces a la semana.
  • Necesitar tratamientos regulares por cáncer.
  • Condiciones mentales que requieren hospitalizaciones, incluyendo demencia.
  • Un intento de suicidio en los últimos dos años.

Calificar Puede Ser una Batalla

Aún con una de estas condiciones físicas o mentales, calificar para pagos por discapacidad puede ser una batalla. La SSA es una burocracia enorme que maneja miles de reclamos para beneficios por SSDI diariamente y hasta dos tercios de los reclamos iniciales por discapacidad son rechazados.

Usted puede necesitar ayuda de un abogado de discapacidad experimentado y conocedor para llevar su reclamo hacia una aprobación exitosa. Eso puede involucrar ayudarle a presentar su reclamo o hacer un apelación por usted si su reclamo es negado. La mayoría de apelaciones puede prevalecer.

Jim Adler & Asociados tiene tales abogados de SSDI calificados para usted. Contacte nuestra firma hoy para una revisión gratuita de su caso. Luego puede decidir cómo quiere proceder.

Share this...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestDigg thisShare on RedditPrint this pageEmail this to someone
Category: El Martillo Tejano Blog

Tags: None

¡Si ha sido lesionado seriamente, obtenga el Abogado Inteligente y Tenaz! ®
Obtenga Ayuda Ahora
Oficina Principal en Houston, TX